Zona Privada Asociados   |   Boletines Compliance
 
FORMULARIO DE CONTACTO
Deseo suscribirme al Newsletter de la WCA
 

Estafas, «ransomware», fuga de datos: estos han sido los grandes hitos en ciberseguridad de 2019

Incibe ha recogido los mayores riesgos a del año para usuarios y empresas en internet

El Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) ha recopilado los 10 hitos más destacados en materia de ciberseguridad de 2019, entre ellos casos de «phishing», retos virales y los juguetes conectados. El año comenzó con una de las mayores filtraciones de correos electrónicos hasta la fecha, denominada Collection #1. INCIBE advirtió en enero a los usuarios sobre esta brecha de seguridad, que expuso hasta 773 millones de cuentas de todo el mundo.

A diferencia de otras filtraciones, Collection #1 compilaba datos obtenidos a través de diferentes páginas web y servicios, según señaló en un comunicado. La mayoría de usuarios se vieron afectados debido a la reutilización de contraseñas para diferentes servicios, lo que supuso un enorme riesgo para su privacidad.

«Phishing» y otras estafas

A lo largo de 2019 muchas organizaciones y usuarios han sido víctimas de ataques de «phishing». En septiembre, INCIBE detectó una campaña maliciosa de correos electrónicos fraudulentos que pretendía extorsionar a los destinatarios con un presunto vídeo de contenido sexual. Concretamente, el ciberdelincuente amenazaba con enviar un supuesto vídeo a los contactos de la víctima en 72 horas si esta no realizaba un pago de 2.000 euros en bitcoins.

Los correos electrónicos se enviaban con el asunto «¡Esta es mi última advertencia!» y para contar con una mayor credibilidad, en el mensaje se informaba a la víctima sobre cómo se habría infectado su equipo.

Los anuncios fraudulentos con imágenes de personas de reconocido prestigio y reputación también aumentaron a lo largo de 2019. Este tipo de anuncios, que aparecen en diversos medios de comunicación y plataformas digitales, tenían el objetivo de ganarse la confianza de los usuarios para tratar de convencerles para que ingresen dinero en una cuenta bancaria.

Esta técnica ha ido evolucionando y se ha vuelto más sofisticada, como demuestran los fraudes de Recursos Humanos y del CEO que tuvieron mucho impacto en España y otros países.

INCIBE detectó en julio una importante cantidad de timos que suplantaban la identidad de trabajadores de una empresa para ponerse en contacto con el departamento de Recursos Humanos y solicitar un cambio de cuenta para recibir la nómina.

Retos virales y bulos

Este año también han destacado los retos virales, como «la ballena azul», que alentaba a los jóvenes a suicidarse. Sin embargo, el más peligroso de 2019 ha sido «Momo». Aunque surgió por primera vez en julio de 2018, la fotografía de la escultura con una apariencia terrorífica volvió en 2019 con un nuevo argumento que incitaba a la autolesión. Este reto causó una gran preocupación entre los padres debido a la falta de conciencia crítica de los menores.

Para mitigar el impacto de esta amenaza, INCIBE publicó a través de Internet Segura for Kids (IS4K) un artículo en el que ofrece diferentes recomendaciones para los padres, como trabajar la educación digital o la mediación parental.

En cuanto a las cadenas virales, que se han ido adaptando al formato de cada red social para llegar a más personas, INCIBE publicó otro artículo haciendo hincapié en la importancia de la alfabetización mediática como contrapartida a los bulos.

De esta forma, el Instituto pretendía ayudar a que los menores aprendan de forma sencilla a detectar «fake news» -noticias falsas y desinformación- y tener un pensamiento crítico a la hora de compartir informaciones.

Videojuegos

En 2019, INCIBE ha recalcado la importancia del uso responsable de los videojuegos en niños y adolescentes, ya que muchos hogares cuentan con videoconsolas, muchas de las cuales incluyen la conexión a Internet.

Sin embargo, muchos usuarios desconocen los riesgos a los que pueden estar expuestos. Por ello, INCIBE ha fomentado entre los padres el juego en positivo, acompañando al menor y dialogando con él para enseñarle a gestionar peticiones de amistad de desconocidos, situaciones conflictivas en partidas e incluso mensajes inadecuados.

Asimismo, publicó junto a la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ) una guía para garantizar la fabricación segura y responsable de los juguetes conectados, también conocidos como «Smart Toys». El objetivo de esta guía es garantizar un nivel adecuado de seguridad en el diseño y la fabricación de los juguetes que cuentan con conexión a Internet.

Entre las principales medidas de protección que los fabricantes deben incluir desde la creación de un juguete, hasta que deja de prestar soporte, la guía incluye la realización de evaluaciones de privacidad y la implementación de estándares de seguridad.

Otro de los hitos en seguridad más destacados de 2019 ha sido el «sharenting», definida como compartir en las redes sociales fotografías de hijos menores. Actualmente se trata de un práctica habitual para algunos padres, pero no tienen en cuenta el riesgo que puede suponer para sus hijos.

Según INCIBE, el principal problema reside en la pérdida de privacidad de los menores, lo que implica varios riesgos como el uso malintencionado de las fotografías por parte de desconocidos o la suplantación de identidad.

«Botnets» y «ransomware»

INCIBE informó a principios de noviembre de que estaba investigando un ciberataque a través de «ransomware», un tipo de virus que encripta los archivos y exige el pago de rescates para recuperarlos, que afectaba a varias empresas españolas.

La cadena SER confirmó que fue una de las empresas afectadas y afirmó haber sufrido una «afectación grave y generalizada de todos sus sistemas informáticos» a causa del virus, como recoge el Instituto Nacional de Ciberseguridad.

Meses antes, el Instituto publicó un aviso sobre una vulnerabilidad en el escritorio remoto de Windows que podría ser aprovechada por ciberdelincuentes para propagarse de un equipo vulnerable a otro.

INCIBE también detectó este año una campaña de envío de correos electrónicos fraudulentos que pretendían que la víctima descargara un documento malicioso para que el equipo pasara a formar parte de la «botnet» Emotet .

Para que las empresas afectadas se recuperaran de este tipo de redes zombie, INCIBE realizó importantes cambios en su Servicio Antibotnet y elaboró varios contenidos en los que explicaba cómo saber si una organización forma parte de una botnet y cómo protegerse de ellas.

Compras «online»

Cada vez son más usuarios los que deciden realizar sus compras de forma «online» debido a la comodidad y el ahorro de tiempo, pero esta modalidad también tiene algunos riesgos de seguridad.

La compra segura a través de internet ha sido uno de los asuntos que más ha preocupado a los usuarios este año. En junio, INCIBE publicó una campaña sobre compras online seguras advirtiendo de plataformas falsas, perfiles falsos de vendedor y métodos de pago poco fiables.

Tras esta campaña se identificaron en nuestro país más de 30 tiendas online fraudulentas que eran gestionadas por el mayor ciberestafador de España hasta entonces.

La Guardia Civil detuvo a un joven de 23 años que poseía unos ingresos generados por estos fraudes que podían alcanzar hasta 300.000 euros mensuales.

[Leer Más]

 
Socios Honoríficos y Patrocinadores
Entidades Asociadas

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios.
Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar