Usamos cookies en nuestro sitio web para brindarte la experiencia más relevante recordando tus preferencias y visitas repetidas. Haz clic en "Aceptar las cookies" para disfrutar de esta web con todas las cookies, o configura tus preferencias antes de aceptarlas.

Gestión de Cookies
Zona Privada Asociados   |   Boletines Compliance
 
FORMULARIO DE CONTACTO
Deseo suscribirme al Newsletter de la WCA
 

OPEN LUX?Papers y opacidad de estructuras societarias en Europa!

La fragilidad de los gobiernos a nivel mundial sobre sus actuales sistemas de control en casos de evasión fiscal, corrupción, baja fiscalidad y opacidad, han quedado evidenciados en los resultados de investigaciones en diversas jurisdicciones, en donde se confirma la creatividad de muchas firmas, intermediarios de servicios financieros y no financieros para originar estructuras jurídicas offshore con objetivos ilícitos.  Las finalidades de estas estructuras han sido legitimar capitales, evadir impuestos, colocar inversiones, cuyos beneficios se han logrado mediante sobornos, corrupción, en fin, crear el escenario ideal para generar ganancias y beneficios no solamente políticos sino también económicos.



En el caso panameño, recuerdo que para el año 2016 se generaron escándalos a nivel mundial con los mal llamados “Panamá Papers”, lo cual aún a pesar que han pasado 4 años, sigue impactando a nivel general en la confianza y el desarrollo económico, financiero del país, no solo en las entidades financieras, sino también en los distintos sectores económicos del país. Sobre esto último, se generalizaron resultados sobre la creación de estructuras societarias en Panamá, no obstante, se trató de un caso en particular que generó estructuras cuyo giro ordinario no era precisamente en Panamá, sino que dichas actividades y operaciones, eran desarrolladas en otras jurisdicciones, que por cierto, permitieron el desarrollo de las mismas en sus propios sistemas.



De lo anterior, reitero, el problema no ha sido Panamá solamente, sino que siempre se han generado estructuras vulnerables en muchos países, creadas inclusive por quienes administran la cosa pública a nivel mundial, en otras palabras, el problema es mundial.



La relevancia de la información que fue revelada en su momento, definitivamente fue alarmante, sin embargo, en dichas investigaciones se identificaron miles de bancos, firmas de abogados, intermediarios corporativos en más de 100 países, sobre lo cual me pregunto: donde estaba la supervisión de las administraciones de cada uno de esos países?, verbigracia tributarias, para controlar la evasión fiscal, los sistemas de fiscalización y controles? Meditando un poco, pareciera que los temas políticos y me atrevería decir económicos propios, era lo que prevalecía en el rango de importancia en esos momentos… la respuesta no la tengo y me resultaría difícil lograrla.



Es conocido por todos que todo lo que afecte los sistemas tributarios en nuestros países, nos afecta, ya que limita el desarrollo social, educativo, salud e infraestructuras…y creo que probablemente por estas razones, es decir, ante las deficiencias y resultados logrados, fueron identificados realmente la fuente del problema…es decir, hacia donde se destina la riqueza y porque la recaudación de impuestos estaba disminuyendo. 



Sin duda alguna, en los últimos 4 años, a raíz de los hallazgos sobre estructuras jurídicas que burlan los actuales sistemas, Panamá ha realizado esfuerzos a fin de cumplir con estándares promovidos por OCDE y GAFI, no obstante, el esfuerzo debe ser también a nivel global.  Esto último lo menciono porque a pesar de que se señaló a Panamá como el país promotor de estructuras jurídicas para legitimar capitales y evadir impuestos en otras jurisdicciones, ahora también tenemos el “OPEN LUX”, y porque este caso no llamarlo “LUXEMBURGO PAPERS”…no es un escándalo más?



 



El objeto de este escrito no es ir más allá de la denominación o nombre de los hallazgos generadas por investigaciones en Luxemburgo, corazón de Europa, sino en hacer evidente que aun se continúan identificando estructuras societarias generadas desde Europa, creadas como sociedades offshore con propósitos ilícitos, en donde se identifican PEPS como beneficiarios finales de dichas sociedades, e inclusive a pesar de que los estándares se basan en la creación de normativas y reglas para la identificación de beneficiarios finales en países evaluados por el Grupo de Acción Financiero (GAFI), en Luxemburgo a pesar que mantienen desde 2019 una base de datos de beneficiarios finales, dichos datos solo arrojan información de nombre de empresas, más no de los propietarios y beneficiarios finales de dichas estructuras.



Lo anterior nos sigue confirmando que el origen del problema, no es solamente un país, sino que los actuales sistemas de control, recaudación y fiscalización de los mismos, no son eficientes y que a pesar de ello, los sistemas judiciales no son tampoco muy efectivos a nivel global…y no hay certeza en el cumplimiento de la Ley y mucho menos del castigo.



Es importante resaltar que “OPEN LUX” es el nombre asignado a una investigación sobre la elusión fiscal en Europa, precisamente por la opacidad del sistema y las políticas financieras existentes en Luxemburgo.  Los resultados de esta investigación han sido publicado este mes de febrero, los cuales han mostrado daños económicos sustanciales en Europa de aproximadamente diez mil millones de euros anuales.



Este nuevo “OPEN LUX” ha generado resultados como por ejemplo, se lograron identificar documentos de más de 140,000 empresas con sede en Luxemburgo, creadas con diversos objetivos, entre ellos, crear opacidad financiera y económica, disimular sus actos y transacciones, evitando los controles de las autoridades.  En mi opinión, resultaría interesante, si fuese posible, realizar un comparado entre jurisdicciones, sobre cada uno de los casos y hallazgos para determinar el impacto y las afectaciones a nivel mundial de todas estas estructuras, cuáles serán los resultados de las investigaciones a nivel judicial y sus repercusiones sobre los beneficiarios finales que puedan ser identificados en dichas estructuras.



Los flagelos de la evasión fiscal, corrupción, legitimación de capitales, sobornos, son y continuarán siendo el gran reto de todas las autoridades y Organismos internacionales como OCDE y GAFI, es decir, su inherencia en las evaluaciones e inclusive generar recomendaciones y controles eficaces  que coadyuven a controlar dichos delitos.  No obstante, el control y la medición de la eficacia, no debe ser solamente para algunos países, sino para todos los países por igual…la práctica debe ser establecer normas y reglas basados en principios como la equidad y la justicia, así como establecer medidas que sean reconocidas por la comunidad internacional, donde se promueva la transparencia financiera, la rendición de cuentas y el intercambio de la información.



La inclusión de paises en listas grises, negras, azules, en fin, no deben estar basados unicamente por el incumplimiento de estándares internacionales, sino también en evaluaciones concretas sobre el nivel de afectación de los incumplimientos, es decir, repercusiones y resultados sobre los efectos económicos, sociales y financieros entre los paises cooperantes. El objetivo de todos nosotros y cuando menciono nosotros, me refiero a todos nuestros paises, debe ser alcanzar acuerdos de colaboración sobre el control y mitigación de riesgos, previniendo no solo el blanqueo de capitales y la evasión fiscal, sino promover la cultura del cumplimiento regulatorio en todas las instancias, así también que las sanciones en cada uno de los paises sean efectivas.  



 

[Leer Más]

 
Patrocinadores
Colaboradores
Entidades Asociadas