Zona Privada Asociados     Acceso a Liga Compliance
 
FORMULARIO DE CONTACTO
Deseo suscribirme al Newsletter de la WCA
 

Anticorrupción denuncia el blanqueo en España de 35,13 millones de euros procedentes de un fraude masivo en Rusia

Los 35 millones procederían de un fraude masivo de evasión fiscal organizado y ejecutado por altos funcionarios públicos rusos en connivencia con organizaciones delictivas

La Fiscalía Anticorrupción ha interpuesto una denuncia en la Audiencia Nacional contra el alto cargo ruso Vladímir Artyakov, la ciudadana rusa Anna Kurepina y otras 60 personas por su presunta implicación en el blanqueo de 203 millones de euros procedentes de un fraude masivo de evasión fiscal organizado y ejecutado por altos funcionarios públicos rusos, tanto de la Policía como de los servicios de Hacienda, en connivencia con organizaciones delictivas. En su escrito, fechado el 8 de abril, el Ministerio Público pone en conocimiento del juez que parte de esa suma, en concreto 35,13 millones de euros, fue movida a través de una compleja maraña de bancos y sociedades ubicados en varios países, algunos de escasa o nula transparencia y colaboración, hasta terminar aflorando en entidades financieras españolas –Banco Santander, Bankinter, Caja Madrid, Banco Valencia o Banco Sabadell, entre otras–. Los hechos relatados en la denuncia, a la que ha tenido acceso infoLibre, podrían ser constitutivos de los delitos de organización criminal y blanqueo de capitales. El caso será investigado por el Juzgado de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional. Los fiscales firmantes de la denuncia son Juan José Rosa y José Grinda.

Los hechos investigados se remontan a 2007, cuando Hermitage Capital Management “fue víctima en Rusia de un fraude o apropiación de 230 millones de dólares –203 millones de euros– realizado por una organización criminal liderada por Dimitri Klyuev”. “El mecanismo de apropiación consistió en la fraudulenta intervención de escrituras del Fondo Hermitage por miembros de la policía rusa, el robo de la identidad empresarial del Fondo Hermitage (asumiendo terceras personas no autorizadas su representación legal) y la aprobación de una devolución de Hacienda de los 203 millones de euros a favor de la organización criminal que, en realidad, le correspondía a Hermitage en concepto de devolución tributaria”, señala la Fiscalía, que añade que los fondos apropiados por algunos funcionarios de la Administración rusa fueron “blanqueados desde el año 2008 a través de una estructura internacional de sociedades, bancos y países de escasa o nula transparencia y colaboración financiera y procesal”.

En sus pesquisas, el Ministerio Público ha detectado tres grandes tandas de transferencias hacia suelo español de fondos que supuestamente proceden del fraude masivo en suelo ruso. Así, por ejemplo, en la investigación que se ha llevado a cabo en Lituania sobre las cantidades blanqueadas se han detectado cinco envíos de fondos por más de 130.000 euros. Pero se han detectado “más operaciones de afloramiento” que tienen como origen el delito de apropiación descrito. Así, Anticorrupción pone sobre la mesa otras quince cuentas estonias desde las que se enviaron parte de esos fondos a España, todas ellas “estrechamente vinculadas entre sí” y que “forman parte” de la denominada “Red Internacional Organizada de Blanqueo de Capitales de Klyuev”. “Los delitos de blanqueo de capitales están siendo investigados por las autoridades policiales en varias jurisdicciones a las que se han transferido los fondos ilícitos, incluidos los Estados Unidos, Francia, Suiza, Chipre, Lituania, Letonia y Estonia”, explica la denuncia.

Indicios sobre blanqueo de capitales

La primera remesa de dinero llegó a España procedente de una cuenta corriente de la empresa Eviac Holding Ltd. –radicada en Belice– en el banco lituano Ukio Bankas. Días después de que llegaran a esa cuenta 3,5 millones de euros procedentes, según los fiscales, de los fondos sustraídos por la trama delictiva, la sociedad transfirió en la primera quincena de febrero de 2008 134.543 euros a cinco cuentas bancarias españolas. La transferencia más elevada, de 72.120 euros, fue a parar a la cuenta de Caja Madrid de la sociedad Ilumianation SL. Los otros cuatro envíos de fondos fueron los siguientes: 28.694 euros a la cuenta del Banco Santander de la sociedad Solga Diamant Internacional SL, 6.660 euros a la cuenta de Bankinter de Artesanía Latina SA, 19.387 euros a la cuenta del Banco Santander de Salvilamp SL y 4.700 euros a la cuenta en Banco Valencia de la firma Iluminación Rajoma SL.

A esta primera tanda de transferencias, Anticorrupción añade otros tres conjuntos de operaciones de 35 millones de euros procedentes del fraude en suelo ruso. La primera remesa, por valor de 16.832.290 euros, corresponde a “pagos realizados para la compra de activos inmobiliarios y otros bienes” por la “Red Internacional Organizada de Blanqueo de Capitales de Klyuev”. Esta cantidad fue enviada a España desde quince cuentas bancarias de Estonia en las que previamente se habían ingresado fondos, procedentes de la cuenta del Tesoro ruso, utilizando entidades financieras de varios países. De ellos, 9,66 millones de euros fueron transferidos desde una docena de cuentas en el Sampo Bank a 65 beneficiarios en España “para la adquisición de bienes inmuebles”. Los otros 7,17 millones restantes fueron recibidos por personas físicas y jurídicas “para la compra de piezas de recambio para automóviles, equipos de construcción, calzado, telas, mobiliario, servicios legales y de consultoría”.

En relación con estas quince transferencias realizadas desde Estonia, Anticorrupción sostiene que “existen varios indicios de que son operaciones de blanqueo de capitales”. Así, el Ministerio Público explica en su denuncia que “las empresas propietarias” de todas esas cuentas “no tienen actividad económica”. Además, señala que “el patrón de actividad no muestra objeto comercial alguno y carece de pagos para gastos empresariales ordinarios” y apostilla que “el patrón de transacciones muestra una coordinación de las transacciones entrantes y salientes”. Los fiscales también recuerdan que las cuentas del Sampo Bank “han sido objeto de investigación sobre blanqueo de capitales” en Estonia y señalan que “existe una relación estrecha entre las quince cuentas”. Sobre esta última cuestión, la denuncia sostiene, por ejemplo, que una decena de ellas “están vinculadas a la llamada red letona ‘Proxis’, utilizada para ocultar flujos ilícitos registrándolos a través de las Islas Vírgenes Británicas”.

Mansiones en la Costa Brava

El segundo conjunto de operaciones se compone de 12.720.000 euros, supuestamente procedentes del fraude, transferidos a la cuenta personal en Caixa Girona de una octogenaria rusa que responde al nombre de Anna Kurepina. Esa suma recaló en España a través de 25 transferencias –realizadas entre abril de 2008 y octubre de 2009– procedentes de la cuenta en Ukio Bankas perteneciente a la sociedad Delco Networks SA, con sede en Islas Vírgenes Británicas. Kurepina, tal y como sostienen los fiscales, podría haber recibido también otros 400.000 euros de una segunda sociedad radicada en Panamá –Dino Capital SA–, aunque este detalle no lo incluyen por el momento en el balance total. Anticorrupción explica que esas transferencias se realizaron en concepto de préstamo y señala que “no se han constatado pagos” de la mujer “como consecuencia de dichos préstamos”. El Ministerio Público, además, especifica que ambas sociedades las administra el mayor banco ruso de inversiones, Troika Dialog.

Según una investigación coordinada por el Organised Crime and Corruption Reporting Project y publicada en España por El Periódico, Kurepina compró en 2008 varias parcelas de terreno –más de 6.000 metros cuadrados en total– con dos lujosas villas en S’Agaró Vell, una exclusiva urbanización de Castell-Platja d’Aro, en la Costa Brava, por unos 10 millones de euros. Seis años más tarde, la mujer rusa vendió por la misma cantidad los terrenos a Dmitri Artyakov, hijo del exgobernador ruso en la región de Samara y vicepresidente de la gran empresa rusa de armamento Rostec, Vladímir Artyakov. Según la investigación, Kurepina podría ser la suegra del alto cargo ruso. Tanto la ciudadana rusa como el hombre del entorno de la máxima confianza del presidente Vladímir Putin están incluidos en la denuncia presentada por la Fiscalía Anticorrupción.

Por último, el Ministerio Público pone sobre la mesa otros 5,45 millones de euros procedentes supuestamente de la trama criminal que terminaron en dos cuentas del Banco Sabadell. Estos fondos llegaron a España a través de la sociedad Teodoria Development Inc., que a su vez recibió entre 2008 y 2009 al menos 5,9 millones de euros que provenían del fraude ruso en la cuenta que tenía abierta en el Ukio Bankas lituano. La firma transfirió entre marzo de 2008 y diciembre de 2009 5,1 millones de euros a una cuenta en la entidad catalana a nombre de Evgeniya Gagarina y Pavel Gagarin, presidente del Consejo de Administración de la consultora Gradient Alpha. Teodorina Development Inc., además, mandó otros 35.000 euros a una cuenta a nombre de Víctor Syshchikov. “La fuente de los fondos de Teodoria Development eran empresas offshore administradas en Belice e Islas Vírgenes Británicas”, explica Anticorrupción.

[Leer Más]

 
Socios Honoríficos y Patrocinadores
Entidades Asociadas

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios.
Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar