Usamos cookies en nuestro sitio web para brindarte la experiencia más relevante recordando tus preferencias y visitas repetidas. Haz clic en "Aceptar las cookies" para disfrutar de esta web con todas las cookies, o configura tus preferencias antes de aceptarlas.

Gestión de Cookies
Zona Privada Asociados   |   Boletines Compliance
 
FORMULARIO DE CONTACTO
Deseo suscribirme al Newsletter de la WCA
 

China castiga a 1.3 millones de funcionarios por corrupción

La campaña contra la corrupción del presidente chino, Xi Jinping, que se ha centrado en funcionarios de todos los niveles, ha castigado a más de 1.3 millones de personas en cinco años, según el regulador anticorrupción.

La campaña anticorrupción, que Jinping lanzó poco después de convertirse en el líder del Partido Comunista en 2012, estaba destinada a reducir tanto a los tigres de alto nivel dentro del partido como a las moscas en las filas burocráticas inferiores.

Más de 1.3 millones de funcionarios a nivel municipal o más bajo han sido castigados en los últimos cinco años, incluidos 648 000 funcionarios de las aldeas, según la Comisión Central para la Inspección Disciplinaria del partido.

El anuncio se produce justo cuando el Partido Comunista se está preparando para convocar, a partir del 18 de octubre, un congreso que se lleva a cabo una vez cada cinco años para ungir a los máximos líderes del partido.

Se espera que Jinping permanezca como presidente durante otros cinco años, pero algunas reorganizaciones podrían tener lugar en el Comité Permanente del Politburó, el principal órgano de toma de decisiones.

Los críticos dicen que el presidente ha utilizado la campaña contra el soborno como una forma de purgar a los opositores políticos y consolidar el poder, junto con otras estrategias, como reforzar el control sobre los medios estatales y reestructurar las fuerzas armadas.

Los ex altos cargos cuyas cabezas rodaron en la campaña contra la corrupción, incluyen a Zhou Yongkang, ex jefe de seguridad y miembro del Comité Permanente.

Otros fueron Bo Xilai, ex Ministro de Comercio y Gobernador de la provincia de Liaoning, y Sun Zhengcai, un exsecretario del partido de Chongqing que había sido visto como un posible sucesor de Jinping.

El jefe de la agencia anticorrupción, Wang Qishan, es el amigo cercano de Jinping y podría permanecer en el Comité Permanente a pesar de sopbrepasar la edad de jubilación informal de 68 años.

 

Fuente: Vanguard.com

Quiénes Somos


 
Patrocinadores
Colaboradores
Entidades Asociadas