Usamos cookies en nuestro sitio web para brindarte la experiencia más relevante recordando tus preferencias y visitas repetidas. Haz clic en "Aceptar las cookies" para disfrutar de esta web con todas las cookies, o configura tus preferencias antes de aceptarlas.

Gestión de Cookies
Zona Privada Asociados   |   Boletines Compliance
 
FORMULARIO DE CONTACTO
Deseo suscribirme al Newsletter de la WCA
 

ESG: Sostenibilidad y cambio climático ¿Qué es y por qué las empresas deben incluirlo en sus agendas?

Por: Saray Corrales

La adaptabilidad de las organizaciones a las circunstancias difíciles actuales se relaciona directamente con la sostenibilidad y conservación de los negocios. Con los pilares ESG las organizaciones pueden incorporar conceptos de desarrollo sostenible a sus negocios, aportando valor a la empresa y credibilidad a los clientes.

Los consumidores cada vez están más informados, sus preferencias irán orientadas a productos y servicios que sean responsables y del impacto que tengan en la sociedad y el ambiente, debido a esto, es importante que las empresas incorporen prácticas de negocio y comuniquen que son responsables y comprometidos en las ESG: Environment, Social and Governance (Medio ambiente, Social, Gobierno corporativo).

A los clientes les interesan tres criterios fundamentales, que los llevan a decidir si establecer una relación con la empresa, estos son:

Medio ambiente (Environment): analiza el impacto y el rendimiento de un negocio en cuanto a los desafíos medioambientales (residuos, contaminación, emisiones de gases de efecto invernadero, deforestación y cambio climático). Social (Social): evalúa cómo trata la empresa a las personas (gestión del capital humano, diversidad e igualdad de oportunidades, condiciones laborales, seguridad y salud, venta inapropiada de productos, relación con las comunidades).

El Gobierno corporativo (Governance): examina cómo se gestiona una empresa (remuneración de directivos, prácticas y estrategias fiscales, corrupción y sobornos, y diversidad y estructura del consejo de administración).

Estos son los tres pilares o criterios sobre los cuales las organizaciones pueden incorporar conceptos de sostenibilidad a sus negocios, según William Menjívar, Socio Líder Regional de Sostenibilidad y Cambio Climático, PwC Interaméricas.

Estos conceptos pueden afectar el desempeño de las carteras de inversión y, por lo tanto, deben considerarse junto con los criterios financieros tradicionales.

El concepto ESG surge por primera vez como resultado de una iniciativa impulsada por el entonces secretario de las Naciones Unidas, Kofi Annan a finales de 2004 y principios de 2005.

Las ESG no sólo hacen parecer a las organizaciones socialmente responsables ante el mundo exterior, sino que aportan soluciones a problemas reales, los negocios deben transformarse en consecuencia. Esto le dará valor a largo plazo a las empresas.

También, ayuda a las organizaciones a ser más resilientes en el ambiente actual y sin duda la oferta de productos y servicios sostenibles es un diferenciador en el mercado.

Menjívar indicó que la agenda ESG ayuda a las organizaciones más nuevas a preservar el valor del negocio, enfocados en cumplimiento y mitigar los nuevos riesgos. Las empresas más maduras logran crear nuevo valor al acceder a nuevas fuentes de ingresos a través de la oferta de productos y servicios sostenibles, o al diferenciarse de la competencia a través de la responsabilidad en sus cadenas de suministro y operaciones.

¿Cómo se establecen las ESG en las empresas?

Incorporar los pilares de ESG en el ADN de la organización, desde la estrategia, la medición, el reporte y el aseguramiento, es esencial.

Además de iniciar conociendo cuál es la situación actual de la organización, identificando a todas las partes interesadas, incluyendo a los colaboradores y determinar qué aspectos del negocio son más importantes para cada uno, para luego determinar un propósito corporativo incorporando los criterios ESG.

Algunas empresas pueden estar publicando un informe de sostenibilidad o responsabilidad corporativa o divulgando información no financiera en una página web, pero no tienen una estrategia de ESG coherente, vinculada a su propósito comercial e incorporada en sus operaciones principales, es importante buscar asesoría para conseguir una incorporación exitosa de estos criterios.

Las organizaciones también deben elegir un estándar y línea base de medición, esto como parte de las etapas iniciales.

Existen varias organizaciones internacionales que han emitido estándares de medición de aspectos relacionados con sostenibilidad, entre ellas: Global Reporting Initiative (GRI), Sustainability Accounting Standards Board (SASB), The Carbon Disclosure Project (CDP), The Task Force on Climate-related Financial Disclosure (TCFD), entre otras.

Estos estándares establecen guías de medición y selección de métricas que le permitirán a la organización recolectar la información necesaria y medir su progreso de manera periódica.

En la región centroamericana, por ahora, no hay regulaciones al respecto, pero sí hay algunas compañías que han trazado objetivos relacionados con Sostenibilidad y algunos otros centrados exclusivamente en aspectos ambientales. Algunos ejemplos de organizaciones que han establecido objetivos de sostenibilidad y que además publican un reporte de sostenibilidad son FIFCO, HOLCIM, CNFL, BCR y Banco Nacional.

La aldea corporativa está en una carrera constante, en donde las empresas deben satisfacer los deseos de un amplio sector y visibilizarse hacia los consumidores y otras partes interesadas como una empresa responsable. Las ESG generan valor y, a menudo, es simplemente lo correcto. Además, lo que prefiere el consumidor se conecta estrechamente con los objetivos de superación de cada empresa. Todo esto se debe hacer con atención y meditación, ya que el objetivo es hacerlo bien.

[Leer Más]

 
Patrocinadores
Colaboradores
Entidades Asociadas