Usamos cookies en nuestro sitio web para brindarte la experiencia más relevante recordando tus preferencias y visitas repetidas. Haz clic en "Aceptar las cookies" para disfrutar de esta web con todas las cookies, o configura tus preferencias antes de aceptarlas.

Gestión de Cookies
Zona Privada Asociados   |   Boletines Compliance
 
FORMULARIO DE CONTACTO
Deseo suscribirme al Newsletter de la WCA
 

La producción de billetes falsos crece, mientras aumenta el "chulco"

Las autoridades incautan un promedio anual de $5 millones de dólares falsificados desde 2017.

FUENTE: LA HORA.COM

En lo que va de 2022, la Policía ha detectado y desmantelado dos fábricas de billetes falsos. Este es un cambio trascendental en la llamada “economía criminal”, la cual tiene cada vez más tentáculos en el país, según explicó el economista y docente Ricardo Rodríguez.

“Las bandas criminales ya no solo compran dólares falsos de países vecinos como Colombia, sino que ahora llegan a un nivel de sofisticación con fábricas propias. Esto está vinculado al lavado de activos, al chulco, al narcotráfico; y ahoga a la economía formal sobre todo la micro y pequeña”, puntualizó.

Desde 2017, la Policía Nacional incauta un promedio de $5 millones anuales de dólares falsos. En un último operativo, a finales de agosto de 2022, se detectó una fábrica en Santo Domingo de los Tsáchilas. Allí se producían alrededor de $35.000 falsos al día. En solo dos meses, antes de la incautación, esa fábrica generó más de $2 millones.

De acuerdo con Lorena Benalcázar, economista y consultora internacional en temas de “economía criminal”, esto solo es la punta del iceberg.

“Varios estudios internacionales apuntan a que, en promedio, uno de cada 1.000 billetes en circulación es falso. En Ecuador se puede hablar de más de $200 millones al año como piso. Todo esto es parte de la delincuencia y la criminalidad que le quita oportunidades de crecimiento económico al país”, aseveró.

LA HORA, en una nota publicada en octubre de 2021, analizó que la criminalidad le provoca pérdidas de al menos $3.000 millones anuales a la economía formal.

Sofisticación del crimen

Según información recabada por la Unidad de Delitos Trasnacionales de la Policía Nacional, el creciente fenómeno de las fábricas de billetes falsos funciona de la siguiente manera:

Se escoge un sitio estratégico para instalar la fábrica. Luego reclutan personal ‘capacitado’ para la impresión de los dólares falsificados. Esas personas deben conocer el manejo de químicos y maquinaria de última tecnología.

Javier Granda, jefe de la Unidad de Delitos Trasnacionales, durante declaraciones públicas, informó que se estableció que la maquinaria utilizada tiene origen europeo y no se encuentra en cualquier parte. Esto da pistas del nivel de sofisticación y de la capacidad financiera de las redes que están detrás.

En el último caso de la fábrica hallada en Santo Domingo de los Tsáchilas, las bandas recopilaban dinero de Venezuela y Colombia para, mediante procesos químicos, extraer las tintas y usarlas para hacer los dólares falsos.

Negocios manchados

El dinero falso hecho en Ecuador se vende directamente a bandas criminales. De acuerdo con los datos de la Policía, la transacción es por el 10% del valor nominal, es decir que comprar 400.000 dólares falsos cuesta 40.000 dólares verdaderos.

Las bandas criminales utilizan la mayor parte del dinero falsificado para ofrecer préstamos ilegales a micro y pequeños negocios, sobre todo de los sectores más pobres. Esos ‘créditos’ en condiciones onerosas o de chulco, de acuerdo con Rodríguez, terminan por perjudicar más a los emprendimientos y generan más pobreza en el país.

“El chulco presta plata hasta 40 veces más caro que en un banco o una cooperativa. Según un estudio de Equifax, el interés llega al 1.200% anual. Si no pagas, o en algunos casos incluso pagando todo, los pequeños emprendimientos se ven envueltos en temas de extorsión y otros delitos; además de la pérdida de bienes inmuebles dados en garantía”, puntualizó.

Así, por ejemplo, en febrero de 2022, la Policía desarticuló una banda, en Imbabura, que utilizaba dinero falso para realizar préstamos con el fin de financiar negocios a cambio de la entrega de una garantía financiera o de bienes muebles o inmuebles.

Otro destino creciente del dinero falso son las compras en casas comerciales, pequeños negocios y tiendas, e incluso en mercados. En este último caso, LA HORA alertó en 2020 sobre la preocupación de los vendedores del mercado mayorista, en Ambato, sobre el mayor número de dólares falsos en las transacciones.

Según un análisis del Foro Económico Mundial, los negocios más vulnerables a los billetes falsificados son las tiendas de barrio, los negocios pequeños de comercio, los restaurantes, las cafeterías y las tiendas.

“Estamos hablando de establecimientos que trabajan con productos que les reportan un bajo margen de beneficio. De hecho, en este tipo de comercios, el riesgo de recibir moneda falsa es aún mayor que en las familias con menores recursos económicos”, aseveró el organismo.

Al final, todo está conectado en economía, un dólar ilegal representa una pérdida directa para los negocios formales que generan empleo y crecimiento. (JS)

El artículo 304 del Código Integral Penal (COIP) dispone una sanción para las personas que hagan circular una especie falsa con hasta tres años de prisión.

¿Cómo detectar un billete falsificado?

Según el Banco Central del Ecuador (BCE) para verificar si sus billetes son verdaderos o falsos se deben realizar tres acciones: mirar, tocar y girar.

Cada billete, según su denominación, tiene características particulares de seguridad. Así, en el caso de $5, se debe verificar lo siguiente: una marca de agua donde aparecen tres números 5 en la mitad del billete; otra marca de agua, con un número 5 grande, en el extremo inferior derecho; relieve labrado en la zona del rostro del personaje (Abraham Lincoln); y un hilo de seguridad plástico en donde se lee varias veces USA 5.

En el de $10, se debe revisar los siguiente: un hilo se seguridad en donde se repite varias veces USA 10; a ambos extremos del billete hay una marca de agua de una imagen tenue del personal del billete (Alexander Hamilton); alto relieve con labrado en la zona está el personaje; la tinta cambia de color, de cobre a verde, en los números 10 que están en las esquinas; tiras de color azul y rojo que se ven a contraluz.

En el de $20, se tiene que verificar lo siguiente: hilo de seguridad donde se lee varias veces USA TWENTY; marca de agua de una imagen tenue de Andrew Jackson a ambos lados del billete; alto relieve en la zona donde está el personaje; la tinta cambia de color, de cobre a verde, en los números 20 que están en las esquinas; tiras de color azul y rojo que se ven a contraluz.



 



 

[Leer Más]

 
Patrocinadores
Colaboradores
Entidades Asociadas