Usamos cookies en nuestro sitio web para brindarte la experiencia más relevante recordando tus preferencias y visitas repetidas. Haz clic en "Aceptar las cookies" para disfrutar de esta web con todas las cookies, o configura tus preferencias antes de aceptarlas.

Gestión de Cookies
Zona Privada Asociados   |   Boletines Compliance
 
FORMULARIO DE CONTACTO
Deseo suscribirme al Newsletter de la WCA
 

Riesgo de fraude ante la presencia del COVID-19

Autor: EY Forensics Ecuador.

La Gestión de Riesgo de Fraude supone un gran reto para las organizaciones, principalmente en entornos de crisis. Las situaciones emergentes pueden conllevar a tomar consigo decisiones que flexibilicen o minimicen los controles en diversos procesos de la compañía, con la finalidad de facilitar ciertos sistemas de aprobación o para proporcionar un mayor acceso al cliente a los bienes y servicios que esta puede ofrecer, quedando de esta manera vulnerables a diversos riesgos y entre ellos al riesgo de fraude.

Esquemas de Fraude durante el COVID-19

Durante el desarrollo de la coyuntura causada por COVID-19 se han identificado diversos escenarios de fraude que son perpetuados por delincuentes que aprovechan la época de la emergencia para perjudicar objetivos vulnerables. Entre los escenarios de fraude identificados se encuentran: flexibilización de controles, suplantación de identidad, fraude cibernético, donaciones fraudulentas, oferta de trabajo fraudulentas, entre otras.

Las compañías se han adaptado a los impactos del COVID-19 ajustándose al trabajo remoto; es por ello que deben considerar los siguientes factores para asegurarse de que ciertos riesgos se encuentran cubiertos: Aumento de los ataques cibernéticos, nuevas demandas de teletrabajo, entornos de fabricación, interrupción de la cadena de suministros y protección a la propiedad intelectual.

Al considerar cada uno de los factores, las compañías presentarán las siguientes interrogantes: ¿Cómo me aseguro de estar protegido ante ataques cibernéticos? ¿He tomado mediadas para capacitar a mi personal al teletrabajo? ¿Qué medidas he tomado para la continuidad del negocio? ¿Qué mediadas he considerado para proteger la propiedad intelectual y los datos confidenciales de la compañía?

Nuevos Factores de riesgo de fraude

Las crisis en general muestran que el riesgo de fraude aumenta de forma significativa; esto ocurre por el nivel de incertidumbre presentada en los socios y colaboradores de las compañías, cuyos objetivos se encuentran en riesgo; desde la disminución de la cartera de clientes hasta el riesgo del empleo en general. Adicional a estos factores, esto se ve afectado por los desafíos personales que pueden tener un impacto fundamental en el futuro individual de los empleados.

Para un mayor entendimiento, describiremos como estos factores de riesgo influyen en los tres elementos del triángulo de fraude y de esta manera visualizar los componentes que deben asegurarse en las organizaciones:

  • Oportunidad: Es importante verificar que los lugares actuales de trabajo cumplen con las necesidades de un entorno privado; en esencia porque algunos de los procesos y controles existentes pueden minimizar su impacto o en su defecto se ha de suspender su aplicación.
  • Presión: La compañía debe aminorar los efectos negativos para los socios y colaboradores manteniendo la integridad de los mismo mediante responsabilidad social. Demostrando de esta manera la vinculación de la confianza de los colaboradores en la cultura corporativa.
  • Racionalización: Aplicar medidas adicionales para evitar actividades de incumplimiento ejecutadas a través de acciones que supuestamente se realizan en beneficio de la empresa para mantener las operaciones comerciales.


 Evaluación de riesgo de fraude

Usualmente, las compañías realizan la evaluación de riesgo con base al análisis de los riesgos que puedan presentarse durante un período determinado; sin embargo, la mayoría de las organizaciones no consideraron a la pandemia COVID-19 como un riesgo a pesar de que ha sido identificado como riesgo global durante cuatro (4) años consecutivos. Esto nos hace pensar entonces, ¿Por qué las organizaciones no identificaron al COVID-19 como un riesgo?; esto se debe a que las organizaciones no se han informado sobre los riesgos globales, considerando que este tipo de riesgos globales solo puede afectar a los países y no a las empresas.

No obstante; a pesar de no haber considerado al COVID-19 como un riesgo, es recomendable que las organizaciones ejecuten una reevaluación de riesgos ante la presente crisis; considerando así la ocurrencia de fraudes durante la pandemia del COVID-19 tomando en cuenta aquellos factores cambiantes a causa de la crisis, como, por ejemplo:  la forma de realizar y recibir pagos, ejecución de aprobaciones, el uso de equipos personales sin la seguridad corporativa, etc.

Para plantear la reevaluación del riesgo al fraude es indispensable mantener presente los siguientes puntos: aceptar la existencia de un riesgo de fraude, integrar los recursos de control en diseños de políticas para generar mayor conciencia al personal, diseñar mediadas para prevenir el riesgo de fraude y finalmente realizar una búsqueda del fraude posterior a la crisis.

Hoy mas que nunca las organizaciones deben enfocarse en los pasos a seguir para la evaluación de riesgo recomendadas por expertos; a continuación mencionaremos algunos de estos pasos obtenidos a través de la guía “Fraud Risk Management Guide – COSO/ACFE”: establecer los riesgos de fraude y equipo de evaluación considerando el involucramiento del nivel gerencial, identificar los esquemas y riesgos de fraude, estimar la probabilidad e impacto, determinar el personal y departamentos potencialmente involucrados considerando el triángulo de fraude, identificar controles existentes y evaluar su efectividad, evaluar y responder al riesgo residual que necesitan ser mitigados, documentar la evaluación de riesgo y reevaluar periódicamente el riesgo considerando los cambios de la organización.

Medidas a considerar durante y posterior al Covid-19

¡El momento adecuado para tomar medidas es hoy!, es por ello que compartimos las medidas consideradas como óptimas para superar los efectos de la crisis justo ahora, después de la crisis y a futuro:

  • Ahora: es importante asignar recursos para adaptar el monitoreo y control a las nuevas modalidades de operación.
  • Después de la crisis: Planificar la reevaluación de los modelos de prevención considerando el restablecimiento de controles, nuevas medidas de seguridad, y nuevos enfoques de reporte.
  • A futuro: Operar una nueva normalidad; una función de compliance y prevención de fraude transformada y optimizada para permitir una nueva realidad empresarial.



Para mayor información comuníquese con el equipo de EY Forensics Ecuador.

Contactos

Geovanni Nacimba

Associate Partner EY Forensics Ecuador

T: +593 2 255 5553

Geovanni.Nacimba@ec.ey.com

Krystel Zamora

Manager EY Forensics Ecuador

T: +593 2 255 5553

Krystel.Zamora@ec.ey.com


Gabriel Cuestas

Manager EY Forensics Ecuador

T: +593 2 255 5553

Gabriel.E.Cuestas.Flores@ec.ey.com

 


 
Patrocinadores
Colaboradores
Entidades Asociadas