Usamos cookies en nuestro sitio web para brindarte la experiencia más relevante recordando tus preferencias y visitas repetidas. Haz clic en "Aceptar las cookies" para disfrutar de esta web con todas las cookies, o configura tus preferencias antes de aceptarlas.

Gestión de Cookies
Zona Privada Asociados   |   Boletines Compliance
 
FORMULARIO DE CONTACTO
Deseo suscribirme al Newsletter de la WCA
 

Colombia entra en la era de la aplicación

Después de un acuerdo de paz que puso fin a más de 50 años de conflicto civil contra los cárteles de la droga y las FARC, el foco ahora en Colombia es exponer y enjuiciar la corrupción.
 
El gran problema del país con la corrupción ha sido recientemente destacado por el escándalo de Odebrecht.
 
A finales del año pasado, la constructora brasileña y su filial, Braskem, firmaron un arreglo global por cargos de corrupción de 3 500 millones de dólares con autoridades de Brasil, Estados Unidos y Suiza.
 
En Colombia, Odebrecht también tenía vínculos con políticos, incluyendo a los candidatos a la Presidencia en las elecciones de 2014.
 
En julio de este año, el Fiscal General señaló que Odebrecht entregó a los funcionarios colombianos 27 millones de dólares en sobornos para ganar un contrato de construcción de carreteras.
 
Ya siete personas han sido encarceladas en el caso, incluyendo un exsenador y exviceministro de Transporte.
 
El Fiscal General también pidió a la Corte Suprema de Justicia que investigue a otros cinco miembros del Congreso.
 
Incluso el Presidente ha sido citado para responder preguntas sobre el uso de dinero sucio de su campaña.
 
El escándalo de Odebrecht finalmente ha iluminado el problema de la corrupción en Colombia. Pero las oleadas de investigaciones y detenciones de alto perfil también traen algún riesgo de que los colombianos se cansen de noticias tan inquietantes.
[Leer Más]

 
Patrocinadores
Colaboradores
Entidades Asociadas