Usamos cookies en nuestro sitio web para brindarte la experiencia más relevante recordando tus preferencias y visitas repetidas. Haz clic en "Aceptar las cookies" para disfrutar de esta web con todas las cookies, o configura tus preferencias antes de aceptarlas.

Gestión de Cookies
Zona Privada Asociados   |   Boletines Compliance
 
FORMULARIO DE CONTACTO
Deseo suscribirme al Newsletter de la WCA
 

En una continua debacle del de-risking, el acceso a la seguridad financiera internacional para ciertos países y sectores se está reduciendo

La Oficina de Control y Fiscalización de EE.UU.(GAO) insta a las regulaciones a examinar y realizar una evaluación exhaustiva para ver cómo las agencias reguladoras federales están exacerbando la tendencia de los bancos a perder conexiones con ciertos países o clientes debido al riesgo real o percibido de lavado de dinero.

En el centro del debate mundial sobre el de-risking está el tema de que los bancos afirman que los reguladores les obligan a cancelar cuentas, amenazan con multas o exámenes más severos, los examinadores públicamente han dicho muy poco sobre lo que realmente deberían hacer los bancos con estas situaciones de riesgo. En esa misma línea, los grupos de aplicación de la ley han pedido que los reguladores retrocedan y permitan que los bancos operen y entablen relación con tantas entidades como sea posible, ya que pueden proporcionar información vital para realizar o desmantelar investigaciones internacionales.

En sus estudios recientes sobre este tema, los últimos fueron publicados hace apenas unos días, la GAO hizo cinco recomendaciones:

  • al Departamento del Tesoro y a los reguladores bancarios federales para que realicen una revisión retrospectiva de las regulaciones BSA / AML y su implementación,
  • al Tesoro para que evalúe los cambios en los flujos de remesas a canales no bancarios.

Los reguladores bancarios estuvieron de acuerdo con las recomendaciones.

La GAO solicitó comentarios al Tesoro, pero ninguno fue provisto. Finalmente, lo que queda claro en la Declaración de De-risking es que el arco de servicios financieros disponibles para ciertos mercados se está reduciendo debido a las preocupaciones sobre el cumplimiento de ALD, que el gobierno de EE.UU. sugiere en cierto modo son exagerados.

[Leer Más]

 
Patrocinadores
Colaboradores
Entidades Asociadas