Usamos cookies en nuestro sitio web para brindarte la experiencia más relevante recordando tus preferencias y visitas repetidas. Haz clic en "Aceptar las cookies" para disfrutar de esta web con todas las cookies, o configura tus preferencias antes de aceptarlas.

Gestión de Cookies
Zona Privada Asociados   |   Boletines Compliance
 
FORMULARIO DE CONTACTO
Deseo suscribirme al Newsletter de la WCA
 

La Policía desmantela una red de fraude de tarjetas bancarias falsificadas

Los agentes arrestan en Madrid a 36 personas como presuntas autoras de un fraude de un millón y medio de euros cuyas víctimas son de 37 países

La Policía Nacional ha desmantelado una red nigeriana dedicada a la falsificación de tarjetas de crédito, que utilizaban para revender en internet productos de alta gama, y ha arrestado en Madrid a 36 personas como presuntas autoras de un fraude de un millón y medio de euros. En el marco de la Operación Market, con afectados en 37 países, los agentes se percataron de que los detenidos, investigados por falsificación de documentos, fraude en la red y blanqueo de capitales, operaban en foros online de tráfico ilegal de tarjetas.

Las pesquisas se iniciaron al descubrir en la plataforma digital de un supermercado una brecha de seguridad que fue aprovechada por la organización, que operaba en la Comunidad de Madrid, para conseguir 70 tarjetas mediante identidades falsas.

Si el crédito se acababa, la organización lo suplía con tarjetas radicadas en China, Colombia, Panamá o Malasia obtenidas en espacios de internet fuera del alcance del usuario corriente de la red, como la darkweb, donde prolifera el mercado negro. Con esas tarjetas recargaban el dinero para saldar las deudas contraídas por la adquisición de productos de alta gama en electrónica, cosmética, perfumería o ropa que luego revendían en redes sociales y sitios de venta.

Entretanto, los arrestados tomaban medidas de seguridad para evitar ser detectados, como el uso de técnicas para ocultar las actividades en la red y compras en el extranjero que enviaban a viviendas deshabitadas o recogían personas sin identificar. Durante el registro en seis domicilios, los agentes se incautaron de tecnología adquirida con las tarjetas fraudulentas, dinero en efectivo y documentación falsificada y de contabilidad.

Para evitar caer en manos de estas organizaciones delictivas, la policía recomienda comprobar antes de facilitar los datos bancarios si los enlaces de las páginas web dirigen a sitios de venta oficiales. Lo más importante en el comercio electrónico es saber dónde utilizamos las tarjetas de crédito, resalta la inspectora Beatriz Gómez, especializada en perseguir el fraude empresarial en la Unidad Central de Ciberdelincuencia de la Policía Nacional.

Gómez alerta de la existencia de una gran cantidad de páginas web fraudulentas que pueden inducir a error al usuario, por lo que aconseja rechazar páginas desconocidas con precios por debajo del mercado que llamen la atención. Añade que es conveniente consultar los comentarios de clientes que hayan comprado en esos portales y asegurarse de que el pago se realiza en plataformas seguras.

En esta línea, el comisario jefe de la Brigada Central de Fraude Informático de la Unidad Central de Ciberdelincuencia, José García, señala que los fraudes en internet tienen la peculiaridad de que la víctima y el autor pueden estar separados por miles de kilómetros. García apela a las medidas preventivas del ciudadano frente a los delitos informáticos, que se han incrementado de manera muy significativa en los últimos años. La policía recuerda que el año pasado desarticuló en diferentes operaciones 32 bandas especializadas en delitos similares con más de 300 detenidos.

[Leer Más]

 
Patrocinadores
Colaboradores
Entidades Asociadas