Usamos cookies en nuestro sitio web para brindarte la experiencia más relevante recordando tus preferencias y visitas repetidas. Haz clic en "Aceptar las cookies" para disfrutar de esta web con todas las cookies, o configura tus preferencias antes de aceptarlas.

Gestión de Cookies
Zona Privada Asociados   |   Boletines Compliance
 
FORMULARIO DE CONTACTO
Deseo suscribirme al Newsletter de la WCA
 

Alvaro Tomas, Morgan & Morgan: "Más que una abundancia de leyes, es la supervisión efectiva de los entes gubernamentales lo que le demostrará al mundo que nuestra jurisdicción es seria"

Entrevistamos al vicepresidente de operaciones de la unidad fiduciaria de Morgan & Morgan, empresa asociada al Capítulo Panamá de la World Compliance Association

Morgan & Morgan es una firma de abogados de origen panameño con una completa gama de servicios legales. Desde la World Compliance Association, entrevistamos a Alvaro Tomas, Vicepresidente de Operaciones de la Unidad Fiduciaria de la firma, recién incorporada como entidad asociada al Capítulo Panameño de la asociación.

La firma asiste regularmente a clientes locales y corporaciones multinacionales de diversas industrias, incluyendo a reconocidas instituciones financieras, agencias de gobierno y a clientes individuales.

Particularmente, la firma ha estado involucrada en todas las etapas del desarrollo de mega proyectos relacionados con temas de energía, suministro de agua, construcción, petróleo, minería, infraestructura pública, ventas al por menor, puertos, transporte, entre otros.

El crecimiento de la economía panameña y el hecho de que Panamá se haya convertido en un importante centro regional para el comercio mundial, ha permitido que los abogados de Morgan & Morgan adquieran una experiencia considerable en prácticas multidisciplinarias que cubren todo el escenario de las necesidades de sus clientes.

Alvaro Tomas es actualmente Vicepresidente de Operaciones de la Unidad Fiduciaria de Morgan & Morgan.  Antes de esto, fue Vicepresidente de Desarrollo Comercial de MMG Bank Corporation. Cuenta con una Maestría en Ciencias en Administración Profesional (con honores) de la Universidad de Miami, Coral Gables, Miami, Florida, y una Licenciatura en Administración de Empresas de la Universidad de Phoenix.  Estudió derecho en la Universidad Nacional de Panamá y finalizó sus estudios en la Universidad Columbus en Panamá. También tiene una Certificación de Ejecutivo de Negocios de la Escuela de Negocios de Mendoza de la Universidad de Notre Dame, Indiana.  Fue nombrado Embajador en el Reino de España (2009-2011) y ha formado parte del consejo de administración de importantes instituciones estatales como Caja de Ahorros y Cable & Wireless Plc. (Panamá). También se ha desempeñado como miembro del Comité Nacional de Relaciones Exteriores.

Antes de unirse a Morgan & Morgan, trabajó durante más de 25 años en instituciones bancarias locales y extranjeras en la República de Panamá. Además, miembro del Colegio de Abogados de Panamá.

¿Cómo valoran la presencia de una asociación como la WCA en Panamá?

Para nuestra firma de abogados, cualquier esfuerzo privado-nacional o internacional- o gubernamental merece nuestro apoyo y lo vemos como una oportunidad de seguir aprendiendo las mejores prácticas en cumplimiento. A pesar de que nuestro país ha avanzado a través de legislación y de que muchas firmas de abogados han establecido normas y políticas de cumplimiento muy estrictas, la realidad es que se necesita crear más conciencia dentro del gremio sobre la responsabilidad del abogado, especialmente, el que actúa como agente residente de vehículos jurídicos. De lo contrario, la imagen de nuestro país y de nuestra profesión se verá nublada por las pocas manzanas podridas en el barril.  

Lo que más nos atrae de ser miembros de WCA es poder formar parte de una organización que nos permita compartir nuestros conocimientos y experiencia para así mejorar la percepción de nuestro país en temas de cumplimiento, y a la vez poder ilustrar a los países y organizaciones que critican nuestra jurisdicción con los cambios legislativos y la seriedad con que se toman las tareas de cumplimiento y debida diligencia con el fin de que los vehículos jurídicos no sean utilizados indebidamente por clientes.

¿Cómo valoran, desde Morgan & Morgan, el creciente auge del compliance y cómo se está viendo reflejado en las empresas panameñas?

Creemos que es positivo y necesario. Somos conscientes de que las formas de hacer negocio deben adaptarse a las nuevas tipologías aplicables a nuestro gremio y que por ende, es necesario que el negocio evolucione de la mano de cumplimiento.  Sin embargo, consideramos que nunca es bueno regular excesivamente a las profesiones, pues llevan al país a perder competitividad. Más que una abundancia de leyes, es la supervisión efectiva de los entes gubernamentales, tal como lo valora GAFI, lo que le demostrará al mundo que nuestra jurisdicción es seria, que nuestra legislación es efectiva y que por ende nuestros servicios no pueden ser utilizados para cometer actos ilegales. La intervención del Estado en las distintas profesiones con el fin de complacer a organismos internacionales, aunque entendible, nunca debe ser la prioridad.  Será la eficiencia en la aplicación de las leyes y en la supervisión en conjunto con iniciativas como WCA y en Panamá ASOCUPA lo que robustecerá la imagen de nuestro país.

¿Qué papel juegan y van a jugar las firmas de abogados como la suya en la implantación de modelos de compliance?

Somos de la opinión de que la implantación de los modelos de compliance dependerá de cada firma de abogados y de la supervisión efectiva de la Superintendencia de Sujetos no Financieros. Nuestra firma, así como otras firmas de abogados que reciben ingresos importantes de la venta de vehículos jurídicos, hacemos una inversión en entrenamiento, capacitación y contratación de profesionales y colaboradores que fortalezcan los departamentos de cumplimiento, imponiendo altos estándares en la prestación del servicio.  Las firmas de abogados que no dependen de la venta de vehículos jurídicos puede que no le pongan tanto empeño a los modelos de cumplimiento, más aún si las autoridades solo se concentran en supervisar a las firmas importantes.  En este sentido, creemos que las autoridades deben valorar que las firmas que reciben ingresos importantes invierten en verdades estructuras de cumplimiento y que, por lo tanto, el mayor riesgo puede estar en las firmas medianas y pequeñas que no invierten lo necesario en su modelo de cumplimiento.

¿Qué retos tiene la abogacía ante el legal compliance? ¿Cómo interviene el abogado dentro de los programas de compliance?

Los abogados de nuestra firma han estado muy conscientes de la nueva realidad del negocio de venta de vehículos jurídicos desde hace muchos años.  El abogado es pieza clave en el programa de cumplimiento, ya que es quien tiene el contacto con el cliente y por ende puede obtener el mejor KYC y trasladar las informaciones necesarias al Departamento de Cumplimiento. 

 

Desde la World Compliance Association agradecemos a Alvaro Tomas sus respuestas y su participación activa con la asociación y, en especial, con el Capítulo Panamá. 

 


 
Patrocinadores
Colaboradores
Entidades Asociadas