Usamos cookies en nuestro sitio web para brindarte la experiencia más relevante recordando tus preferencias y visitas repetidas. Haz clic en "Aceptar las cookies" para disfrutar de esta web con todas las cookies, o configura tus preferencias antes de aceptarlas.

Gestión de Cookies
Zona Privada Asociados   |   Boletines Compliance
 
FORMULARIO DE CONTACTO
Deseo suscribirme al Newsletter de la WCA
 

Juan Carlos Galindo: "La delincuencia organizada se adecua antes a los tiempos reales que los cuerpos policiales que los persiguen y las leyes en vigor"

La World Compliance Association, en su labor por impulsar la formación y divulgación de la cultura del compliance, anunció recientemente el lanzamiento de un nuevo comité técnico, de carácter internacional, enfocado a la prevención de blanqueo de capitales, financiación del terrorismo y proliferación de armas de destrucción masiva. El comité, que reunirá a expertos de todos los países en los que la asociación tiene representación, está coordinado por el investigador y perito judicial en la materia, Juan Carlos Galindo

Este comité tiene como fundamento poner en valor los riesgos delictivos de estas prácticas, en todas las organizaciones e instituciones a nivel nacional e internacional, incentivando la adopción de comportamientos diligentes frente a estas actividades, para así contribuir a su prevención, represión y sensibilización, impulsando su carácter transversal frente al resto de comités técnicos.

Para conocer un poco más los objetivos del comité y la situación actual en materia de prevención y represión del B-FTyP, entrevistamos a su coordinador, Juan Carlos Galindo, experto externo en prevención de blanqueo de capitales y financiación del terrorismo (inscrito ante el SEPBLAC) y perito judicial experto en investigación de delincuencia económica, especializado en blanqueo de capitales y compliance penal.

¿De qué manera el compliance puede traspasar fronteras y frenar el blanqueo de capitales, la financiación del terrorismo y la proliferación de armas de destrucción masiva? ¿Qué actores de la sociedad deben implicarse?

Las leyes y los códigos penales de muchos países han situado los delitos de blanqueo de capitales, financiación del terrorismo y la proliferación, como delitos imputables a las personas jurídicas. Situando a estas tipologías delictivas a la vanguardia (no solo por obligación, ya que algunos de estos tipos están considerados como amenazas para le seguridad nacional si no por convicción) para su cobertura legal de cualquier plan de prevención de delito, ya que estos delitos atentan a la economía formal de cualquier país.

El cumplimiento normativo favorece, sin duda, a que cualquier entidad que tenga actividad, esté en el sector de actividad que esté (recordemos que, hasta la fecha, solo existía obligación para su prevención en algunas actividades concretas del mercado), tenga que tomar medidas para prevenir ser utilizadas en un proceso de lavado de activos, financiación del terrorismo o proliferación. Por lo tanto, sin lugar a dudas, el cumplimiento normativo es fundamental en la lucha para mitigar estos delitos.

La particularidad de estos tipos delictivos es que su comisión no solo pertenece al crimen organizado o a grupos terroristas, sino que la clase política y, en ocasiones, las instituciones públicas, son utilizadas en estos procesos, cuando no es el propio político, familiares y allegados, los que participan como protagonistas en el lavado de dinero producto de la corrupción política y publica. Es por esto por lo que la implicación debe de ser de toda la sociedad en su conjunto y, de manera muy especial, el tejido empresarial y las instituciones públicas, siendo prioritario una colaboración eficiente y veraz publico privada.

 ¿Cómo va a trabajar el comité para dar cabida al carácter internacional de este, partiendo de que las realidades en los diferentes países son muy distintas?

Compartiendo información y transformándola en “información de valor”. Como bien apunta en su pregunta, somos un comité que lo conforman más de 15 países con diferentes normas penales y administrativas, pero con un mismo objetivo, luchar contra tipos delictivos que atentan directamente la economía formal y socaban los estados del bienestar. Si somos capaces de generar contenido de alto valor internacional, estaremos contribuyendo a mitigar su impacto en las economías, a dificultar la financiación de grupos terroristas y a frenar la financiación de la proliferación. 

La información, su posterior transformación y puesta en conocimiento, es un “arma” de un alto valor añadido y que algunos profesionales echamos en falta. Esa compartición efectiva, sin importar lo particular e importándonos mucho el interés general, será una de nuestras misiones esenciales y fundamentales. La generación de guías de trabajo conjuntas en los ámbitos preventivo y represivo, la creación de un observatorio permanente, la generación de jornadas de formación y el primer congreso mundial sobre prevención y represión del B-FTyP serán nuestros primeros objetivos.

¿De qué manera pueden prevenirse estos delitos en un entorno tan globalizado y conectado? ¿Qué retos plantea, en este sentido, esta sociedad cada vez más digitalizada?

Con unificación de criterios y actuaciones conjuntas. La lucha contra el blanqueo de capitales se basa en dos mecanismos mutuamente complementarios: el sistema represivo o penal, que configura al blanqueo de capitales, la financiación del terrorismo y la proliferación, como unos delitos tipificados en el Código Penal, correspondiendo a los juzgados y tribunales su represión, con el auxilio de los cuerpos policiales. El sistema preventivo o administrativo, que intenta dificultar o impedir el acceso al sistema financiero, así como a otros sectores de actividad, de bienes o capitales de origen delictivo, mediante la imposición de una serie de obligaciones a determinadas personas o entidades que operan en dichos sectores, de manera que el incumplimiento de estas obligaciones constituye una infracción administrativa, castigada con sanciones de multa de elevado importe.

La delincuencia organizada se adecua antes a los tiempos reales que los cuerpos policiales que los persiguen y las leyes en vigor. Como ejemplo, la migración delincuencial al mundo del CIBERESPACIO. Esta migración, es consecuencia de la evolución de la sociedad de la información y del conocimiento, pero no así de nuestros legisladores, que llegan casi siempre con retraso. La falta de leyes efectivas, tanto represivas como preventivas, en el mundo de Internet, ha favorecido un crecimiento del delito jamás nunca visto con anterioridad. Y como no podía ser de otra de manera, los delitos de BC-FTyP en un porcentaje muy importante, han migrado a ese entorno desconocido por muchos. El ciber lavado, el cryptoblanqueo y la financiación del terrorismo utilizando como medio de pago el bitcoin, están al orden del día. Por lo tanto, es un reto más el que tenemos que asumir en este comité. Formar e informar de estas técnicas novedosas y crear un Observatorio Digital permanente, que alerte y comparta cualquier modus operandi de nuevo cuño. La prevención es anticipación.

¿Cuál va a ser el factor diferenciador entre este comité y el ya existente en España, Comité de PBC&FT?

Su multidisciplinariedad, su tamaño y la diversidad de países que la componen. En dos palabras, MÁS INFORMACIÓN. No cabe duda de que la aportación de información, en cuanto a procedimientos penales y de prevención, de países como México, Colombia, Guatemala, Argentina, Ecuador, Chile, Costa Rica, Paraguay, Perú, Panamá, España, entre otros, nos hará ser un comité de extraordinario interés. Algunos países, por su particularidad con el trafico de drogas; otros, por su particular fiscalidad y creación de sociedades, y otros como España, por sus conocidos casos de alta corrupción internacional y sus procesos de blanqueo producto de la corrupción. El resultado de toda esta colaboración, una vez transformada la información, será documentos de primer nivel, con un alto valor corporativo.

Y, por último, y fijándonos en la situación actual, ¿cómo crees que la pandemia actual se está viendo y se verá reflejada en la proliferación de este fenómeno transnacional? ¿Lo ha frenado o le ha beneficiado?

El proceso del lavado de activos se compone de varias fases:

  • Colocación: Momento en el que los fondos son introducidos en el sistema económico o financiero.
  • Transformación: Conjunto de operaciones dirigidas a encubrir, ocultar o hacer desaparecer el nexo entre el activo y su fuente.
  • Integración: Retorno del activo al patrimonio de quien lo generó con toda la apariencia de legalidad.

En estos momentos, la delincuencia organizada tiene un problema muy grande, no puede colocar. Y si no coloca, no puede lavar (en un porcentaje muy elevado). Muchos negocios, que usaban con frecuencia para colocar están cerrados a causa de la pandemia, los medios de transporte reducidos y muchas fronteras cerradas. Están nerviosos, muy nerviosos. Esto ha multiplicado, todavía más si cabe, su presencia en el ciberespacio y la utilización del dinero digital, las criptodivisas.

La criptomoneda como herramienta de financiación del terrorismo presenta enormes dificultades para la comunidad de inteligencia y su prevención. A diferencia de los perfiles de redes sociales y las cuentas bancarias, los agentes y expertos a menudo no pueden bloquear una dirección de criptomoneda debido a la naturaleza descentralizada de las cadenas de bloques.

En definitiva, aunque los delitos no han cambiado, si lo han hecho sus medios de pago y sus formas de cometerlos. El COVID ha servido para una aceleración del proceso de migración a estos medios de pago y a estos esquemas emergentes para delinquir.

Entra aquí para conocer más sobre el comité. 

 


 
Patrocinadores
Colaboradores
Entidades Asociadas