Usamos cookies en nuestro sitio web para brindarte la experiencia más relevante recordando tus preferencias y visitas repetidas. Haz clic en "Aceptar las cookies" para disfrutar de esta web con todas las cookies, o configura tus preferencias antes de aceptarlas.

Gestión de Cookies
Zona Privada Asociados   |   Boletines Compliance
 
FORMULARIO DE CONTACTO
Deseo suscribirme al Newsletter de la WCA
 

César Alonso, responsable de cumplimiento en Iberdrola México: "El compliance genera certidumbre; trabajar en una empresa que respeta las leyes y que hace todo lo posible por compartir valores y trabajar con ética siempre será motivante"

Iberdrola México es patrocinador plata del Capítulo México de la World Compliance Association

Iberdrola México, sociedad subholding de Grupo Iberdrola, líder en energías limpias a nivel mundial, es pionera en la transición energética hacia un futuro más sostenible en el país y, junto con las acciones sociales y ambientales que realizan, contribuye al cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible. En la actualidad, tiene presencia en 15 estados y dispone de una capacidad instalada de más de 10,500 MW. La entidad cuenta con un acuerdo de patrocinio con el Capítulo México de la World Compliance Association, con el objetivo de promover, patrocinar y colaborar en todos los eventos que la World Compliance Association realiza en México.

Para conocer mejor la empresa y su actividad, entrevistamos a César Alonso, responsable de cumplimiento en Iberdrola México. Es maestro en auditoría por la UNAM, licenciado en contaduría por la Universidad de Xalapa, y actualmente cursa la licenciatura en derecho en la Universidad Autónoma del Estado de Morelos. Además, es oficial de cumplimiento internacional certificado por el Compliance Certification Board. En su trayectoria profesional de más de 20 años, ha desempeñado diversos cargos en México y Latinoamérica en áreas de auditoría, control interno, finanzas y compliance, en compañías como CBRE, General Motors, Mazda y Ernst & Young.

¿Qué retos creen que afronta el sector de la energía en materia de compliance y cuáles son las asignaturas pendientes?

El 2020 trajo consigo nuevos desafíos para todas las empresas y el sector energético no fue la excepción. En este escenario, uno de los retos más importantes para nosotros ha sido reforzar en los colaboradores que los valores son atemporales y que, aun en tiempos de pandemia y trabajando a distancia, la ética debe estar más presente que nunca. 

En Iberdrola México implementamos un plan integral para proteger la salud de los colaboradores, al mismo tiempo que garantizamos la continuidad del suministro eléctrico. Para lograrlo, el 20% de la plantilla continuó trabajando presencialmente en nuestras centrales para seguir generando la energía que todo México seguía necesitando, en condiciones de seguridad. Esto, en términos de ética, supuso un esfuerzo fenomenal. 

Otro desafío para todos los empleados de Iberdrola México es asumir, en todo momento, un rol responsable en nuestras labores diarias. Desde compliance nos enfocamos en tener la capacidad suficiente de influir y promover activamente la buena conducta y nuestro Código Ético a todos los empleados, todos los días.

¿Cómo pueden las nuevas tecnologías enfrentar esos retos?

A nivel global, Iberdrola ha sido pionera en la innovación tecnológica con el almacenamiento eficiente de energía, el desarrollo de redes inteligentes y la transformación digital en todas las áreas del negocio.

En Iberdrola México, las nuevas tecnologías en los procesos de compliance no son ajenas y ya se utilizan. Por ejemplo, actualmente contamos con herramientas que nos permiten ejecutar procesos de debida diligencia a terceros de forma automatizada. Esto nos permite ser más eficientes con los tiempos de respuesta, evaluar riesgos de forma oportuna y, al mismo tiempo, generar relaciones de negocios transparentes y de largo plazo.

¿Qué procesos en materia de compliance se llevan a cabo en Iberdrola México que la diferencian de otras entidades?

El compromiso de Iberdrola México está enfocado en ofrecer energía competitiva, eficiente y amigable con el medio ambiente, siempre ubicando al dividendo social como eje rector de la empresa. Por ello, creamos programas sociales con los que buscamos contribuir al bienestar de las personas en las comunidades en las que estamos presentes. 

Desde compliance participamos creando proyectos que tienen el propósito de formar mejores ciudadanos y que animen a asumirnos como agentes de cambio en la solución de los retos globales, siempre en consonancia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y en particular con el objetivo 16: Paz, Justicia e Instituciones Sólidas. 

Actualmente trabajamos en Juegos, Valores, Acción, un programa en colaboración con la asociación Educación para Compartir en el que se imparten talleres en escuelas para que los niños conozcan y se familiaricen con conceptos como la empatía, respeto, igualdad de género, tolerancia, trabajo en equipo y responsabilidad.

Todas las actividades del programa están alineadas a los Objetivos de Desarrollo Sostenible y, como alcance adicional del proyecto, también se realizan capacitaciones a docentes y padres de familia.

Para la primera fase de este programa, que inició en abril de 2021, se invirtió un millón de pesos y se aplicó en 14 escuelas de Puebla, Tamaulipas y San Luis Potosí, beneficiando a 2,773 estudiantes y maestros.

¿Cree que las empresas mexicanas están dando al compliance la importancia que merece?

Un sistema de compliance eficiente es trascendental en los negocios. El país ha tenido cambios significativos en la reflexión sobre por qué y qué tan importante es el cumplimiento. La mayoría de las empresas ya están conscientes de que debemos evaluar el nivel de la ética de nuestros principales socios de negocios para darnos la oportunidad de robustecer la relación comercial con ellos. 

Ahora más que nunca es necesario tener un plan robusto de ética y cumplimiento, elevar la integridad en los negocios en todas las áreas y que esta sea realmente vivida y percibida en las organizaciones.

¿Qué diferencias detectan en los diferentes países con los que trabajan?

El sistema de compliance en Iberdrola se rige bajo una directriz global, por lo que las actividades son similares en todos los países en donde operamos. 

Las diferencias más relevantes se dan en el nivel de madurez del sistema. Por ejemplo, Iberdrola en España tiene más de 170 años de historia, mientras que en México cumplimos 22 años. 

En nuestro caso, tenemos una base muy sólida de compliance, resultado de las experiencias que otros países han vivido en el tema, aunque tenemos aún muchos desafíos por enfrentar.

¿Qué desafíos en materia de compliance cree que deberían plantearse en el futuro mexicano en cuanto a normativa y práctica?

La actividad de compliance debe entenderse no solo como un requerimiento interno, sino como una necesidad básica de las empresas y con repercusiones incluso legales. Esto lo vemos reflejado en los procesos de prevención de lavado de dinero y en el Sistema Nacional Anticorrupción. Debemos estar conscientes de que las leyes cada vez son más escritas y con penas más severas. El compliance genera certidumbre; trabajar en una empresa que respeta las leyes y que hace todo lo posible por compartir valores y trabajar con ética siempre será motivante y más aún en tiempos de turbulencia.

 

Desde la WCA, damos las gracias al entrevistado y a Iberdrola México por este acuerdo de patrocinio, para apoyar la implantación y el mantenimiento de una cultura de compliance dentro de las empresas fomentando la actividad de la asociación. 

 


 
Patrocinadores
Colaboradores
Entidades Asociadas